Papá, no me dejés.

Quizá muchos deducieron quien es "él", y para los que no saben "él" es Dios. Últimamente siempre le estoy pidiendo consuelo, que me de fuerza, me la paso llorando y gritando "¿Dios porque no me ayudas?" y me empecé a dar cuenta que porqué en mis buenos momentos no hice lo mismo y lo mencioné pero con un "Gracias Dios" creo que lo hice alguna vez, nose...no quiero mentir ni nada pero creo que lo mencioné cuando hubieron cosas que necesite y no encontré otra causa de su solución que la ayuda de él, mi padre. Me suena tan lindo pensar que no estoy tan sola como creo, bah... nadie lo está, tenemos un padre allá arriba que nos cuida, creo en eso, pero déjame decirte no más "¿porque tus ayudas no son tan poco visibles?". Me gustaría que un día me dijeras "Johanna seguí peleando vale la pena luchar por lo que querés, ten fe y verás que lo lograrás", necesito palabras de un padre, necesito creer que puedo, que cada día me es más difícil. Creo que desistí, tiré mis sueños a la borda, al olvido, sabes bien que pasó... no tengo que contarte porque lo ves todo pero "¿Porqué la vida es tan difícil?", pienso que ya vivirla vale como el " fin del mundo" porque no esta tan bueno vivir en donde estamos, pasar por lo que pasamos, tener que hacer lo que hacemos ¡No es fácil lo nuestro eh! Nos equivocamos bastante y a veces aquellos errores no tienen vuelta atrás, y pagamos en vida aquellas equivocaciones, a ver... no se si me expreso bien: un ejemplo sería que me equivoqué y me peleé con alguien quien no debía por error mío, si hoy lo perdí como amigo, si hoy me olvido, me mando a la mierda o me cambio, es la consecuencia de mi error, "¿no es que los errores los juzgas vos?". La verdad es que de un modo a otro, la vida te cobra todo, bah la vida... mejor dicho las personas, te hacen ver aquel error como si ellos no cometieran ninguno, te reprochan por ese error, te aíslan por ese error, te odian por ese error. ¿Que rara que es la vida no Papá?, me gustaría que todo fuese más fácil, que nos empujaras a todos a lograr lo que queremos, pero no con un "apoyo invisible" casi imperceptible para aquellas personas que no miran bien. La realidad es que en los momentos malos pocos se detienen a mirar bien qué sucede, si no que lamentan lo sucedido, lloran, sufren y vos mandas tu ayuda invisible "casi imperceptible" y como nadie la ve, saltan los reproches de que "No existe Dios" "Nunca te ayuda" "Ayuda solo a los ricos"  y así te das cuenta que por tus "ayudas pocos perceptibles" casi nadie cree en vos. "Felices los que creen sin haber visto" eso dice tu palabra en la Biblia, pero es tan difícil hacerlo, es tan difícil sostener la credibilidad en ti. Creo, pero a veces me invade la duda, intento hacer las cosas bien, pero más veces peco, hago algo bien y tres mil cosas mal ¿porque no nos creaste sin ser tan vulnerables al pecado y te ahorraste sacrificar a tu hijo, y que destruyéramos tu mundo?. O quizá no existía el pecado, quizá nosotros los inventamos, quizá estamos condenados a destruirnos solos y a esperar pequeños milagros que nos iluminen de vez en cuando, pero mientras, aceptar que nos hundimos en equivocaciones y eso es algo imposible de evitar. "Llévame donde los hombres, necesiten tus palabras necesiten, tus ganas de vivir, donde falta la esperanza, donde todo sea triste, simplemente por no saber de ti"... te necesito aquí, ahora, te necesito conmigo, necesito que pongas en orden mi vida, la vida de mi "familia", la vida de mis padres, mis decisiones, necesito dejar de ser tan vulnerable al error, necesito aprender mucho más de vos. Papá, ayuda aquí, papá no me dejes seguir viviendo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario