El amor es un efecto psicológico.

Muchas veces cuando nos equivocamos en el amor, cuando sufrimos porque la otra persona no siente lo mismo o cuando si logro sentir lo mismo pero todo termino mal, viene la típica pregunta
"¿Porqué no se puede elegir de quién estar enamorado?"
La verdad a todo esto es que si se puede elegir de quién enamorarnos, bah maso menos la idea de sentir eso por una persona es más bien algo que decidimos previamente con la "cabeza".
Me explico mejor... nosotros somos quienes elegimos quién entra en nuestra vida y quién no, quién llega a conocernos y quién no, a quién le damos importancia y a quién no. Nosotros somos los qué dejamos que aquella persona "X" se acerque a nosotros tanto como para conocernos, le dejamos que sepa todo de nosotros, le damos la confianza y tenemos la suya, lo llevamos al plano más importante de nosotros. 
Nosotros somos quienes elegimos de quién enamorarnos.  Nosotros le damos la importancia a ciertas personas y hacemos que esa "X" pase a ser primer plano en nuestra vida.. por eso:
Olvidar no debería ser difícil ¿No?. Si en sí, nosotros le dimos la importancia a esa persona ¿porqué no podemos quitársela?. Esa es la desventaja.
Elegimos quién entra en nuestra vida,  algunas veces elegimos quienes salen pero otras NO.
Elegimos darle importancia a algunas personas que después al ocupar el plano principal en nuestras vidas, es difícil dejar ese lugar vacío y quitarles la importancia que nosotros hábilmente fuimos llenando ladrillo por ladrillo con cada momento junto a esa persona, que tarde o temprano entenderemos que ya nunca volverá a ser una simple "X" en nuestra vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario