Creo haberlo superado.

Hoy tuve la extraña satisfacción de que cuando me tocaras no se me viniera el mundo emsima, que no se aceleraran mis latidos, ni que cambiara mi velocidad para hablar. Creo que separé y acepté que solo sos mi amigo, es más hasta te negué un abrazo y cuando llegue a mi casa del Colegio no me arrepentí. ¡Creo que lo superé! Ya no soy presa de esperar que en el día te dignes a hablarme, a darme un abrazo o a simplemente que tu mirada al mirar otra se cruce con la mía. Que te hayas olvidado de traer algo y quién mas que yo para pedírselo. Espero que esta sensación dure mucho tiempo, no me parecía lindo estar tan pendiente de vos, tan atrás tuyo. A partir de hoy ya no jugarás nunca más conmigo, ya tus abrazos no me moverán el mundo y ya mis ojos te miraran como amigo.

3 comentarios:

  1. Me gusta como escribes, pasate por mi blog si te apetece, un beso!!

    http://glow-palabras.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Me tocaste el corazón, está muy emotiva esta entrada, te sigo y espero que también lo hagas, byeeee :)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar